Cómo curar pequeños cortes (I) Se hace así

23.11.2012

Cómo curar pequeños cortes (I)

En el día a día hay cientos de cosas con las que nos podemos hacer daño y, por supuesto, cortar, y es que el mundo es algo peligroso y todo nuestro entorno es algo que debemos considerar, a veces, hostil y no porque vaya en contra de nosotros, sino porque es así.

Las heridas superficiales y los cortes con cuchillos a la hora de hacer la comida, por ejemplo, son algo muy normal que suele ocurrir en todas las cosas. Algo que suele pasar mucho es cortarnos con una sierra o una máquina de cortar embutido, por lo que hay que saber qué hacer en cada momento.

Lo primero y más importante es que si el corte es muy grande o muy profundo debemos correr inmediatamente al centro médico más cercano. Si el corte es superficial y no muy grande debemos tener en cuenta que podemos curarlo en casa de forma fácil.

Tenemos que tener a mano algo de agua oxigenada y betadine. Lo primero es lavar la zona con agua y jabón. Luego aplicamos un poco de agua oxigenada  y por último un poco de betadine. Es recomendable utilizar siempre gasas esterilizadas y no algodón, ya que este último puede dejar residuos. Con respecto a tapar la herida la mejor idea es no hacerlo, pero si está en una zona que tenga algún tipo de roce sí que debemos tapar la herida para que no sufra más daños.

No related posts
No hay comentarios para la entrada “Cómo curar pequeños cortes (I)”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)




Condiciones Generales de Uso y Aviso Legal - Política de Privacidad - Contacto

Copyright © 2011 Nicripsia Internet SL. CIF: B54127337.
Todos los derechos reservados.

Red de blogs