Cómo evitar que los zapatos nos hagan daño Se hace así

10.08.2012

Cómo evitar que los zapatos nos hagan daño

Yo no sé si al resto se le puede aplicar el refrán, pero a mí siempre se me puede aplicar a la perfección. Al refrán que me estoy refiriendo es, por supuesto, “más feliz que un niño con zapatos nuevos”. Yo, sin duda, soy feliz con unos buenos zapatos nuevos, así que me apasionan este tipo de cosas.

Eso sí, cuando compramos unos zapatos nuevos, ya sean deportes o mocasines, nos topamos con algunas dificultades a la hora de utilizarlos, y es que puede que nos hagan daño por algún lado o que simplemente andemos incómodos con ellos.

Lo primero que tenemos que hacer para que no nos hagan daño es probarnos el par de zapatos y andar con ellos un buen rato. En este momento es cuando nos daremos cuenta si nos hacen daño o no.

Luego mirarmos si nos han hecho daño en el pie. Cuando localicemos el punto en el que tengamos alguna molestia tenemos que proceder a utilizar algunas tiritas, de esta forma evitaremos que el zapato esté en contacto directo con el pie, lo que hará que no nos haga daño. Cada vez que vayamos a coger ese par de zapatos simplemente tenemos que utilizar tiritas en las zonas que nos moleste, y de esta forma evitaremos el dolor en gran parte.

No related posts
No hay comentarios para la entrada “Cómo evitar que los zapatos nos hagan daño”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)




Condiciones Generales de Uso y Aviso Legal - Política de Privacidad - Contacto

Copyright © 2011 Nicripsia Internet SL. CIF: B54127337.
Todos los derechos reservados.

Red de blogs