Reparar una cisterna (II) Se hace así

22.07.2015

Reparar una cisterna (II)

imagesEn el artículo anterior comentábamos de la manera más simple, el funcionamiento del inodoro y la cisterna; en éste mencionaremos las averías más habituales y cómo las podemos solucionar.
Goteo de la cisterna: Cuando el agua gotea continuamente o fluye  a la cisterna o taza suele ser a que el nivel de agua está demasiado alto, la llave del flotador está estropeada o la bola o válvula no encajan bien.

En este caso debemos ajustar la cadena de la palanca , el nivel de agua en la cisterna o cambiar el flotador que gotea. También resulta efectivo limpiar la válvula de acceso al inodoro o cambiarla si está gastada.

– Ajustar la bola de cisterna: Retiramos la tapa de la cisterna y miramos a ver si el nivel de agua está demasiado alto, recordando que no debe sobrepasar el rebosadero; dobla ligeramente la varilla hacia abajo para que la bola quede más baja.
Comprobar que el flotador no esté dañado: Un flotador agrietado absorbe agua y la bola no sube lo suficiente como para alcanzar la llave del flotador. Agita la bola, si oyes agua en su interior es que está deteriorada, desenroscala y sustitúyela por una nueva.
– La cisterna pierde agua: Ocurre porque el agua se escapa por la tapa o porque la junta entre la cisterna y la taza se encuentra deteriorada, puede ocurrir también que la cisterna esté agrietada.

No related posts
No hay comentarios para la entrada “Reparar una cisterna (II)”
Deja tu comentario

(requerido)

(requerido)




Condiciones Generales de Uso y Aviso Legal - Política de Privacidad - Contacto

Copyright © 2011 Nicripsia Internet SL. CIF: B54127337.
Todos los derechos reservados.

Red de blogs